Homeopatía

HOMEOPATÍA:

homeopatia curativa

«Similia, similibus curantur».
«Para sanar una enfermedad dada, es necesario hacer que el paciente tome un remedio, que administrado a un sujeto sano, le daría los síntomas de esta enfermedad» Hipócrates (460-377 a. Xto.).


Hemos de hacer el diagnóstico del enfermo y el diagnóstico de la enfermedad que lleva este mismo individuo.


«Cada síntoma es la expresión de un conflicto inconsciente y la manifestación externa del retorno de lo reprimido» Sigmund Freud.


La Homeopatía es una  técnica curativa y preventiva. Contamos con los poderes de reacción del paciente junto con todos sus mecanismos de defensa.


«La Homeopatía es una medicina profundamente humana.
Su práctica exige el conocimiento del ser humano enfermo, que viene a solicitar los cuidados del médico». Dr. León Vannier.

relacion de todo corazon medico paciente

Cada enfermo hace «su» enfermedad y por sus reacciones, «señala» al médico «su» remedio. Por eso, el remedio ha de estar esencialmente adaptado al estado clínico observado.


El espíritu homeopático consiste en:

– Diferenciar entre tratar y curar.
– Tratar el terreno de fondo para evitar recidivas.
– Evitar que el paciente «utilice» la enfermedad en lugar de solucionar su problema personal.
– Hacerle consciente de su implicación en su propia enfermedad.


Un buen médico homeópata no cura la enfermedad, sino que cura a cada enfermo en particular
, tratando de encajar los transtornos  relatados, en la historia clínica completa del paciente.

Fundador de la homeopatía

Samuel Hahnemann, a finales del S.XVIII, comprobó lo que ya Hipócrates había postulado casi 500 años antes de Xto. Él utilizó minerales, plantas y animales, con experimentación directa sobre su persona y otros colaboradores que le ayudaron en el empeño, diluyendo y dinamizando los productos en los que posteriormente se impregnan los gránulos y glóbulos que se toman sublingualmente. A esos medicamentos se les llama Cepas.
Esta cepa está desprovista de toxicidad química y no actúa químicamente, pero es capaz de hacer reaccionar al organismo enfermo, porque el medicamento homeopático es un regulador del organismo enfermo.


En la actualidad, se están haciendo estudios interesantes para explicar el funcionamiento científico de la homeopatía, gracias a la Física Cuántica
.